Inicio Tecnología en Alimentos CALORIAS DE ALIMENTOS Y BEBIDAS NO ALCOHOLICAS EN LAS CARTAS DE RESTAURANTES CONVENIO COFEPRIS-CANIRAC

CALORIAS DE ALIMENTOS Y BEBIDAS NO ALCOHOLICAS EN LAS CARTAS DE RESTAURANTES CONVENIO COFEPRIS-CANIRAC

19 minuto leer
0
0
165

Por: Lic. Enrique De La Mora Alejandre

Como parte de la “Semana Internacional de Alimentos Cofepris 2017” celebrada en la CDMX, en donde además se llevó a cabo la 23 Reunión del Comité del Codex Sobre Sistemas de Inspección y Certificación de Importaciones y Exportaciones de Alimentos, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (CANIRAC) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), firmaron un “Convenio de Colaboración”, a través del cual los establecimientos agremiados incluirán en sus menús, cartas o escaparates las calorías que contienen los alimentos y bebidas no alcohólicas, así como el porcentaje que representan en la dieta diaria.      

Lo anterior, con el objetivo, a decir de la COFEPRIS, de fortalecer las acciones de prevención para evitar el sobrepeso, la obesidad y la diabetes.

Antes de analizar este convenio, sus antecedentes, alcances y reglas, me gustaría comentar que sin juzgar lo loable (alabado o encomiable) que pudiera ser la posición de CANIRAC en la lucha contra estas enfermedades asociadas a malos hábitos alimenticios, me sigue pareciendo ilógico, incongruente y hasta peligroso, que ante lo sobre-regulación que sufre ya el gremio restaurantero y ante el clamor de sus representados para que cese el acoso de múltiples autoridades (inspectores), sean sus propios representantes, los que asuman, negocien y comprometan al sector para que sume una nueva carga legal, económica y de riesgo para sus negocios.

Y no quiero que se me malinterprete. No se trata de desconocer la gravedad de una pandemia como la obesidad, ni de desconocer sus graves efectos, especialmente entre niños y jóvenes, como tampoco se trata de criticar los esfuerzos gubernamentales y/o privados para combatir este fenómeno de salud pública, y mucho menos, de rehuir a una responsabilidad social o cívica para con nuestros conciudadanos. No, nada de eso, simplemente se trata de congruencia, justicia y proporcionalidad.

Me explico: desde mi muy personal opinión, es tarea del Estado garantizar la salud de la población, así como su educación, para lo cual, entre otras muchas cosas cuenta o debería de contar con herramientas suficientes y adecuadas para transmitir conciencia, reforzar programas educativos (públicos y privados) de buenos hábitos alimenticios, prohibir o regular los negocios de venta de alimentos y bebidas informales o ilegales (que no cumplen con ninguna norma sanitaria), y hasta garantizar el “derecho a la alimentación” de toda la población, lo que necesariamente va de la mano con erradicar la pobreza.

Educación de calidad y bienestar social se convierten en premisas fundamentales para abatir la pobreza alimentaria y las enfermedades asociadas con la obesidad, el sobrepeso y la diabetes. Reconocer, aceptar o asumir que estos problemas se pueden resolver o mínimamente “paliar” imponiendo una nueva obligación a los restaurantes formales, utilizando a este sector de nueva cuenta como una “vitrina”, es una falacia y/o cuando menos una acción insuficiente para abatir un mal, que no encuentra en los restaurantes formales su principal causa, y lo que es peor, no encontrará tampoco su principal efecto.

El consumo de tabaco en México no ha disminuido, ni con la entrada en vigor de la Ley General para el Control de la Adicción, ni con las restricciones impuestas a restaurantes para acotar las zonas de fumadores (según la Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos 2016).

El consumo de alcohol entre jóvenes ha aumentado, según reporta la Secretaria de Salud (no obstante el establecimiento de alcoholímetros fuera y dentro de restaurantes): De acuerdo a datos del Centro de Ayuda al Alcohólico y sus Familiares (CAAF), unidad especializada del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, de la Secretaría de Salud, 63% de la población identificada en un estudio como consumidora de alcohol, son adolescentes y jóvenes de entre 12 y 24 años de edad.

La obesidad, el sobrepeso y la diabetes, lo digo desde ahora, no se reducirá al obligar al restaurantero formal, para que incluya en sus menús o cartas las calorías que contienen los alimentos y bebidas no alcohólicas, ni el porcentaje que representa cada platillo que ofrecen en la dieta diaria.

Lo que si puede pasar (y va a pasar), es que: se eleven los costos del restaurantero, al tener que contratar nutriólogos, dietistas u otro tipo de especialistas para ayudarlos a reestructurar sus cartas, así como en la impresión de las mismas; se incremente el acoso por parte de los inspectores; se aumente la “brecha” de beneficios entre los formales y los informales; se le dé a la sociedad en general… más atole con el dedo.

Ni hablar “una raya más al tigre”, y lo que es peor, promovida, auspiciada o consentida desde los más altos órganos de representación empresarial del sector, que no terminan de entender que su responsabilidad es velar por los intereses de sus agremiados, quiénes en su gran mayoría, me queda más que claro, no sólo se esfuerzan por ofrecer lo mejor de la gastronomía, sino también lo más inocuo y lo de mejor calidad, pues bien saben qué de no hacerlo, la gente se les va.

 En fin, dicho lo anterior, veamos ahora el convenio que firmó la CANIRAC y lo que les espera en el futuro próximo a sus agremiados (y no lo dude Usted, también a los no agremiados). Empecemos por un extracto del comunicado 032 emitido por la COFEPRIS:

En el marco de los trabajos de la Semana Internacional de Alimentos COFEPRIS 2017, la Secretaría de Salud… a través de la COFEPRIS, firmó… un convenio de colaboración con la CANIRAC, a través del cual los establecimientos agremiados incluirán en sus menús, cartas o escaparates las calorías que contienen los alimentos y bebidas no alcohólicas, así como el porcentaje que representan en la dieta diaria.

La firma del convenio fue atestiguada por Eduardo Jaramillo Navarrete, Director General de Promoción de la Salud, en representación del Secretario de Salud Doctor José Narro Robles, y estuvo a cargo de Julio Sánchez y Tépoz, Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, y de Raúl Ramírez Degollado, Tesorero de la Comisión Ejecutiva Nacional de la CANIRAC.

Jaramillo Navarrete destacó que anualmente mueren en México más de 98 mil personas por problemas de Diabetes, lo que representa un elevado costo en salud y para la economía nacional. Por su parte, Julio Sánchez y Tépoz dijo que el compromiso de la autoridad sanitaria es velar por el cuidado de la salud de la población, por lo que este convenio permitirá fortalecer las acciones con la industria para avanzar en esa línea. En tanto, Raúl Ramírez Degollado refrendó el compromiso de la industria restaurantera con la salud de los consumidores y dijo que esta es una decisión positiva para prevenir los problemas de salud. Dijo que la CANIRAC se suma a estas acciones a través de la red de agremiados a nivel nacional.

El convenio permitirá diseñar un programa de capacitación que ofrecerá la COFEPRIS a los agremiados de CANIRAC, para garantizar la inocuidad de los alimentos y bebidas, en cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-251-SSA1-2009 sobre prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios. En su primera etapa, la campaña iniciará en los estados de Yucatán, Puebla, Nuevo León y Sonora; posteriormente se avanzará en el resto del país con la meta de llegar a las más de 400 mil unidades económicas dedicadas a la venta de alimentos preparados.

A continuación refiero las partes medulares de este acuerdo disponible en la página web del gobierno federal.

CONTEXTO ECONOMICO Y DE LA SALUD:

Las Enfermedades Crónicas No Transmisibles, tales como el sobrepeso y la obesidad, son responsables de más de 36 millones de defunciones anuales a nivel mundial.

México es el segundo país de la OCDE con mayor obesidad. El promedio de los países de la OCDE en este rubro es de 18.4%

CONTEXTO MORBILIDAD Y MORTALIDAD (Fuente: Dirección General de Epidemiologia 2015 / INEGI, 2015):

 Principales causas de Morbilidad en México: Infecciones respiratorias agudas 26,320,459; Infecciones intestinales 5,329,815; Infecciones de tracto urinario 4,121,813; Ulcera, gastritis y duodenitis 1,561,717; Gingivitis y enfermedades periodontológicas 724,283; Otitis media aguda 650,321; Hipertensión 501,416; Conjuntivitis 430,479; DM2 (diabetes mellitus tipo 2) 397,192; Amebiasis intestinal 337,014; Primeras tres causas 43,694,224 (81.9%).

Principales causas de Mortalidad en México: Enfermedades Cardiacas 128,731 (19.6%); Diabetes 98,521 (15.0%); Tumores Malignos 79,514 (12.1%); Accidentes 51,697 (8.1%); Enfermedad Hepática 47,628; Enfermedad cerebrovascular 34,106; Neumonía e Influenza 18,889; Violencia 20,762; EPOC 21,057; Afecciones perinatales 18,889; Total defunciones 655,688.

SOBREPESO, OBESIDAD Y DIABETES (Fuente: Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 y 2012; Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016):

 36% de los adolescentes entre 12 y 19 años padecen obesidad y sobrepeso.
Uno de cada cinco adolescentes tiene sobrepeso y uno de cada diez padece obesidad.

ACUERDO CANIRAC:

El Secretario de Salud, Dr. José Narro Robles instruyó a la COFEPRIS robustecer y acrecentar las acciones regulatorias para la atención a la declaratoria de emergencia sanitaria por diabetes, emitida en noviembre de 2016. La COFEPRIS en colaboración con la CANIRAC firmarán un Convenio de Colaboración, que dotará a los consumidores de una mayor información que les permita desarrollar y mejorar sus preferencias de consumo.

Objetivo: El consumidor podrá visualizar la información calórica de los alimentos preparados que consumen en los establecimientos.

Tiempos de Implementación: Se realizarán cuatro foros en distintos estados, a fin de informar sobre los puntos del Acuerdo (1º Foro Mérida, Yucatán; 2º Puebla, Puebla; 3º Monterrey, N.L.; 4º Hermosillo, Sonora); En mayo del 2018, Arranque Fase II (Inicio en PyMEs y Estados).

La recomendación es para que, antes de que se aplique el convenio para PYMES y Estados (Fase II), programada para Mayo del 2018, tome Usted sus precauciones y busque apoyo para incluir en sus menús o cartas, las calorías que contienen los alimentos y bebidas no alcohólicas que ofrece en su restaurante, así como el porcentaje que representan en la dieta diaria. Y que Dios lo agarre…

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por admin
Cargue Más En Tecnología en Alimentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Santa Raicilla: El casi hermano mayor del Tequila!!!

 Raicilla: La Raicilla (ambigüedad lingüística) es una bebida destilada que se produce en …