Inicio Promoción turistica AVENTURA y ECOTURISMO (primera parte)

AVENTURA y ECOTURISMO (primera parte)

20 minuto leer
0
0
271

En esta serie hemos analizado ya varias de las categorías que bajo la marca “MEXICO” promueve la Secretaría de Turismo Federal (SECTUR) y el Consejo de Promoción Turístico de México (CPTM), tales como el turismo de: Romance y Bodas; Negocios (Meetings); Salud; Lujo o Premium; Cultural; y el de Golf. Toca ahora el turno a un segmento que desde hace varios años ha mantenido un importante crecimiento en nuestro país: El Turismo de Aventura y Ecoturismo.

Es adecuado recordar que el CPTM en materia de mercadotecnia, brinda asesoría para las categorías mencionadas, en materia de valor de marcas, apoyándose en la inteligencia de mercados, así como en la correcta conducción de la planeación, contando para ello con agencias creativas y de medios que promueven los destinos y atractivos turísticos de México; así como colaborando en la planeación y ejecución de campañas de publicidad institucional, relaciones públicas, mercadeo personalizado, internet y web marketing.

¿CUÁL ES CUÁL?
Antes de revisar algunos datos duros de este amplísimo segmento del turismo de aventura y ecoturismo, resulta imprescindible definirlos, pues aunque tienen en común a la “naturaleza” y algunos otros temas, también cuentan con marcadas diferencias.

De acuerdo al “Estudio Estratégico de Viabilidad del Segmento de Ecoturismo en México” (“EEVSEM”), realizado por la SECTUR, a través del Centro de Estudios Superiores en Turismo (CESTUR) y en coordinación con el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y su Centro de Estudios de Competitividad,en el año 2001, se generaron las siguientes definiciones:

Ecoturismo: “Aquellos viajes que tienen como propósito principal la interacción, conocimiento y contemplación de la naturaleza y la participación en su conservación. Tienden a realizarse en áreas poco perturbadas por el hombre y suelen incluir prácticas de entendimiento y sensibilización cultural”.

En la página web de SECTUR se dice además que: practicar Ecoturismo es una forma de viajar con conciencia, pues se trata de un enfoque para las actividades turísticas en el cual se privilegia la sustentabilidad, la preservación, la apreciación del medio tanto natural como cultural, que acoge y sensibiliza a los viajantes. Representa una opción viable de conservación del patrimonio, fomentando al mismo tiempo la noción de desarrollo económico sustentable.
Para ser considerado ecoturismo, éste debe de involucrar: Mínimos impactos al medio ambiente; Participación activa de las comunidades locales; Educación para la conservación; Maximizar la derrama económica en la comunidad; Al convertirse en un medio de vida que permite cubrir sus necesidades económicas, el ecoturismo educa y fomenta que las comunidades que habitan los sitios con riqueza naturales excepcionales se conviertan en sus más fervientes defensores.

Turismo de Aventura: “Aquellos viajes realizados por personas motivadas a experimentar desafíos impuestos por la naturaleza y alcanzar logros (sin considerar competencias deportivas)”.

En el “Reporte del Diagnóstico sobre el Potencial de los Recursos de Turismo de Naturaleza en México” (2009), elaborado por “Xola – Adventure Industry Consultants” (Xola-Consulting), a petición de SECTUR, se advierte que para considerar un “viaje de aventura”, se deben incluir cuando menos 2, de los siguientes 3 aspectos: actividad física, interacción con la naturaleza, o bien, intercambio o aprendizaje cultural.

Aventura y Ecoturismo: la explicación de la fusión de ambos segmentos en una sola categoría, nos la da la propia SECTUR al señalar que: “La diversidad de climas y la compleja geografía de México, nos brinda una gran cantidad de recursos naturales, los cuales han sido fusionados para esta modalidad del turismo denominado “Aventura y Ecoturismo”, actividades que se complementan mutuamente, ya que tienen como fin común la contemplación de la naturaleza y la participación en la conservación de las aéreas poco explotadas por el hombre.

Dicha diversidad, se ve enriquecida con una amplia variedad de oferta cultural, arqueológica y gastronómica, lo que genera una fusión que da como resultado un marco de desarrollo turístico sustentable. Por otra parte, tomando en cuenta la competitividad dimensional con la que se cuenta este segmento, la Comisión Ejecutiva de Turismo ha dirigido sus esfuerzos hacia su promoción, con mira hacia al aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y culturales, para asegurar la coexistencia de la práctica de la actividad ecoturística y el cuidado del ambiente.

Otras clasificaciones: dentro del amplio abanico de términos, existen también los que definen a esta categoría de turismo de aventura y ecoturismo, como: turismo alternativo, para separarlo del turismo convencional (sol y playa, negocios, cultural, etc.); otros más como turismo de naturaleza (por el entorno donde se desarrolla de manera prioritaria); turismo de aventura fuerte, que es cuando está involucrado un aspecto de riesgo, de peligro o de intensa actividad física (por ejemplo: rafting, salto en bungee, parapente, montañismo, salto de base, escalada en roca, espeleología, etc.); turismo de aventura suave o ecoturismo, que busca la exploración de zonas naturales poco desarrolladas y sensibles culturalmente, con la finalidad de experimentarlas mientras se mantienen intactas y sin modificar (por ejemplo: visita a selvas; observación de aves; etc.).

19 ACTIVIDADES
Es el propio “EEVSEM” ya referido, el cual enlista un total de 19 actividades de turismo de aventura (13) y de ecoturismo (6) para su análisis, como sigue:

Turismo de Aventura: Buceo Libre (snorkel), Autónomo y Espeleobuceo; Descenso en Ríos; Kayakismo; Caminata; Espeleismo (exploración de cuevas, cavernas, ríos subterráneos, etc.); Montañismo (Alpinismo, Escalada en Roca, Cañonismo y Rappel); Cabalgata; Ciclismo de Montaña; Vuelo en Globo; Paracaidismo; Vuelo en Ala Delta (vuelo en planeadores sin motor); Parapente; Ultraligero.

Ecoturismo: Observación Ecosistema Sideral, Flora (cactáceas y orquídeas), Safari Fotográfico; Observación de Ballenas; Observación de Tortugas; Observación de Mariposas; Observación de Aves; Observación Geológica y Fósiles.

En ese mismo estudio se detectó que las actividades con mayor potencial de crecer en nuestro país son: Observación de Ecosistemas (127 áreas naturales protegidas a lo largo del país, lugares mega diversos y facilidades de acceso), Buceo (particularmente en Banco Chinchorro, Quintana Roo; Antón Lizardo, Veracruz y Cabo Pulmo en Baja California Sur), Descenso en Ríos (promoviendo la actividad entre semana, período en que se encuentra subutilizada y aumentando la oferta en Oaxaca: Copalita y Zimatán; San Luis Potosí: Río Santa María; Chiapas: Río Usumacinta y Selva El Ocote; Veracruz: Los Tuxtlas), Caminata (actividad apta para la mayoría de las personas, además de gran cantidad de sitios para realizarla) y Ciclismo de Montaña (desarrollo de nuevas rutas y gran número de practicantes).

PERFILES
No sin antes advertir que los ecoturistas y los turistas de aventura son diferentes, el mismo “EEVSEM”, nos da a conocer los perfiles genéricos de estos visitantes (datos al 2001):

Turista de Aventura: tienden a ser personas jóvenes, que viajan principalmente en parejas (48%). El 67% tienen entre 25 y 45 años. Un dato notable es el origen de estos paseantes: 26.9% nacionales, contra 73.1% internacionales (porcentaje que contrasta mucho con el del origen de los ecoturistas).

Ecoturista: son más dispersos en la edad, con mayor participación en el rango de 25 a 45 años (42%) y los que están entre 46 y 60 años (26%). Viajan en parejas (39%), grupos (37%) y familias (23%). En cuanto al origen, el 61.8% eran nacionales y el 38.2% internacionales.

Por su parte en el diagnóstico de “Xola-Consulting”, se destaca el resumen del turista de aventura internacional elaborado a partir de una encuesta llevada a cabo en 2009 por la Universidad de George Washington (GW), la Asociación Mundial de Turismo de Aventura (ATTA), y XOLA Consulting. Así como otro diverso del turista de aventura estadounidense, elaborado a partir de una encuesta llevada a cabo por la investigadora de la Universidad Estatal de Michigan, Paige Schneider en colaboración con la revista Adventure de National Geographic en 2008.

Resumen del Viajero de Aventura Internacional: 56% femenino y 44% masculino; Edad Promedio, 37 años; 45% casados; 63% con licenciatura o grados mayores; Duración del viaje: 9.5 días; 34% consultaron Facebook, para decidir su destino; Destino principal para Estadounidenses: México.

Resumen del Viajero de Aventura Estadounidense: Equitativo femenino y masculino; Edad promedio de 35 a 54 años de edad; La mayoría cuenta con licenciatura o grados mayores; Ingresos de entre 75 mil y 149 mil dólares anuales; La mayoría sin hijos; Curiosamente su motivación principal es “el derecho para presumir” (a menudo piensan en cosas qué comprar o qué hacer en la medida en la que puedan usarlas para crearse una imagen personal más inusual); Se muestran interesados en destinos “únicos” (75% estuvo completamente de acuerdo o tan solo de acuerdo, que ellos buscan tener vacaciones más interesantes en lugar de vacaciones comunes y corrientes porque disfrutan ser originales).

Miembros de la Asociación Mundial de Turismo de Aventura, basada en Estados Unidos, reportan que generalmente los viajes de aventura gastan entre 5 mil y 9 mil dólares por persona (en cada viaje), sin embargo los gastos pueden variar desde 2 mil y hasta 20 mil dólares por paquetes de lujo.

CIFRAS DURAS
A reserva de regresar en nuestra próxima edición para adentrarnos en otros temas del ecoturismo y del turismo de aventura, a continuación me permito compartir algunos “datos duros” de este gran segmento a nivel mundial.

De acuerdo a la Organización Mundial de Turismo (OMT), En 2004, el ecoturismo o turismo de naturaleza, estaba creciendo a nivel mundial tres veces más rápido que la industria del turismo en su conjunto. La experiencia del turismo, que abarca el ecoturismo, la naturaleza, el patrimonio, cultural y turismo de aventura suave, así como-subsectores como el turismo rural y de las comunidades, uno de los sectores que se espera que crezca más rápidamente en las próximas dos décadas.

Costa Rica generó en el 2008 más de 2 mil millones de dólares por concepto de actividades Ecoturísticas; Nueva Zelanda en el mismo año y por el mismo concepto generó 4,541 millones de dólares (Fuente: Sociedad Internacional de Ecoturismo – TIES).

En el Reino Unido existen 10 millones de observadores de aves (“birdwatchers”), lo que representa un 16.67% de su población total. En Alemania el 65% de los viajeros esperan calidad ambiental en los destinos que visitan. El 42% piensan que “es particularmente importante encontrar alojamientos en los destinos que sean ambientalmente amistosos”.

El programa medioambiental de la Organización de las Naciones Unidas (UNEP) y Conservación Internacional ha indicado que la mayoría de la expansión del turismo está ocurriendo en y cerca de las áreas naturales del mundo que quedan. El turismo sostenible podría crecer a 25% del mercado de viajes del mundo en menos de seis años, aumentando al valor del sector a 250 billones de euros (473.6 mil billones de dólares) por año.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por admin
  • MUNDO MAYA

    En pasadas ediciones iniciamos la revisión del “Programa Mundo Maya” (PMM), que se suma a …
  • Turismo de Lujo PREMIUM (segunda parte)

    Por: Lic. Enrique De La Mora Alejandre Tal y como propusimos en nuestro número pasado, hoy…
  • MUNDO MAYA

    Por: Lic. Enrique De La Mora Alejandre Antes de analizar el segmento de turismo denominado…
Cargue Más En Promoción turistica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

be-xoo EXPERIENCIA GOURMET DE LA COCINA PREHISPANICA

Escamoles, Chapulines, Gusano Blanco de Maguey, Gusano Rojo o Chinicuil, Chapulines, son p…